Now Reading
En Argentina murió una joven que esperaba cama acostada en el piso del hospital

En Argentina murió una joven que esperaba cama acostada en el piso del hospital

En Argentina murió una joven que esperaba cama acostada en el piso del hospital

En la ciudad de Santa Fe, una joven que padecía COVID-19, murió acostada en el suelo del hospital mientras esperaba ser atendida, Argentina enfrenta un colapso hospitalario por la nueva ola de contagios.

En Argentina murió una joven que esperaba cama acostada en el piso del hospital

Según el medio local El Clarín, la joven que padecía de diabetes, llegó al Hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe después de presentar síntomas del virus.

Claudia Shanchez, madre de Lara, habló para el canal de noticias TN, y señaló que los médicos y personal del hospital “no les importó que mi hija esté tirada en el piso”. Dijo que la joven se sentía muy cansada tras varios días de ir al hospital en busca de ayuda.

La joven ingresó el pasado lunes a una sala de COVID en el mismo hospital. La madre narró que lo único que le pusieron fue oxígeno y esa vez fue el último día que la vio.

Señaló que su hija se encontraba muy débil y que si “hubiera sido atendida desde el primer día para controlar su azúcar, tal vez, o tal vez no, esté hoy”.

Lara falleció el viernes por complicaciones respiratorias que le generó el coronavirus. Era estudiante de Medicina Veterinaria, padecía diabetes y era insulinodependiente.

La imagen que conmovió al mundo y que circula en las redes la tomó su madre después de varios días de llegar al hospital por ayuda.

“Se que nadie me va a devolver a mi hija, pero no quiero que vuelva a pasar nadie más por esta situación. Así esperaba ella ser atendida en el nuevo hospital Iturraspe”, escribió Sanchez.

“Ella era paciente de riesgo, insulino dependiente desde los 10 años Veníamos del protomedico con un positivo de covid y neumonía bilateral. Lo anuncié desde un principio y ni siquiera así tuvieron un poco de sentido común y empatía. Los médicos la vieron ahí tirada y la miraron como bicho raro y no la hicieron pasar hasta que tocó su turno. Y ni hablar de las 9 horas que pasó en la guardia. Fue todo muy injusto. Falta de solidaridad, profesionalismo y empatía”, finaliza la publicación.

 

Con información de El Informador.
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.