Now Reading
El cerebro se parece más a los testículos que a cualquier otro órgano

El cerebro se parece más a los testículos que a cualquier otro órgano

El cerebro se parece más a los testículos que a cualquier otro órgano

Nuestros cerebros tienen una sorprendente cantidad de genes y proteínas en común con las gónadas masculinas siendo, de hecho, el órgano más parecido al cerebro respecto a cualquier otro órgano del cuerpo. Esta es la sorprendente conclusión del estudio dirigido por la Universidad de Aveiro en Portugal y que ha sido publicado en la revista The Royal Society, que defiende esta comparación, y expone las similitudes biológicas entre testículos y cerebros. Lo que tienen en común, argumentan los investigadores, puede ayudarnos a comprender las afecciones que afectan a ambos y a encontrar mejores formas de tratarlas.

Los científicos compararon proteínas de 33 tipos de tejidos que incluían el cerebro, los testículos, el corazón, el cuello uterino y la placenta, descubriendo que los testículos y nuestro órgano pensante tienen más de 13.000 proteínas en común, muchas de las cuales están involucradas en el desarrollo de los tejidos y la comunicación celular.

“El mayor número de proteínas comunes se observó entre el cerebro y los testículos, lo que sugiere que el cerebro y los testículos humanos son los tejidos más similares del cuerpo humano”, escribieron los investigadores. “Del total de 14.315 y 15.687 proteínas que constituyen el cerebro humano y el proteoma testicular, respectivamente, 13.442 son comunes a ambos tejidos”.

Las dos partes del cuerpo también comparten una gran cantidad de genes. “Un análisis a gran escala de la expresión de 33.689 genes en 15 tejidos humanos reveló que el cerebro y los testículos humanos compartían la mayor similitud en la expresión génica”, revelaron los expertos.

 

La investigación también encontró similitudes en las neuronas y los espermatozoides humanos, ya que ambos experimentan exocitosis: las neuronas usan este proceso para pasar neurotransmisores entre sí y los espermatozoides lo usan cuando se fusionan con un óvulo (la exocitosis es el proceso en el que el material del interior de una célula se traslada a un entorno exterior).

“Este es un tema poco explorado, y la conexión entre estos tejidos debe aclararse, lo que podría ayudar a comprender las disfunciones que afectan al cerebro y los testículos, así como a desarrollar estrategias terapéuticas mejoradas”, comentan los autores.

Estudios anteriores habían sugerido que existen vínculos entre la disfunción sexual y los trastornos cerebrales, e incluso una asociación táctica entre la inteligencia y la calidad del semen. Aunque estos vínculos no significan mucho por sí mismos, los científicos acaban de encontrar una explicación de por qué podrían existir.

¿Por qué hay tantas coincidencias entre el cerebro y los testículos?

No se comprende del todo de qué forma el cerebro llegó a ser tan parecido a un par de testículos, aunque los autores del estudio proponen que puede ser producto de un proceso llamado especiación. Según esta teoría, los testículos podrían haber participado en la especiación humana junto a la placenta y el cerebro, lo que habría podido contribuir a que ambos tejidos tengan el mismo conjunto de genes.

 

Con información de Muy Interesante.
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.