Evita estos tres hábitos que pueden provocar infartos cerebrales.

Para evitar alguna discapacidad o complicaciones de salud sumamente costosas, es de vital importancia poner atención a tres hábitos que pudieran provocar infartos cerebrales.

Un accidente cerebrovascular o infarto cerebral se produce cuando el suministro de sangre al cerebro se ve interrumpido, así que en caso de que esta parte del cuerpo no recibe suficiente sangre que le suministre el oxígeno y los nutrientes que necesita, las células cerebrales se dañarán o morirán.

No todos los infartos cerebrales son mortales, sin embargo pueden causar discapacidad o dejar secuelas que afectan de gran manera el estilo de vida de las personas, por lo que no está demás conocer aquellos hábitos que lo provocan y así poder prevenirlos.

Entre las consecuencias de padecer un infarto cerebral se encuentra que el paciente pierda el movimiento en la mitad del cuerpo, así como la pérdida de la capacidad del habla y entendimiento.

Hábitos que causan un infarto cerebral

En México, una de cada cuatro personas está en riego de padecer un ataque de este tipo, por lo que es la séptima causa de muerte, así que no está demás conocer los siguientes hábitos que lo pueden provocar sin que te des cuenta y así reducir el riesgo de sufrirlo:

  • Poca actividad física

Algunos estudios han revelado que el hacer un poco de ejercicio constante educe considerablemente el riesgo de sufrir un infarto cerebral, pues practicar con regularidad un ejercicio suave, que ejercitarse vigorosamente durante cortos períodos de tiempo.

  • Mala alimentación

Otro hábito que puede llevar a tener un infarto cerebral sin que te des cuenta es llevar una dieta que incluya muchas grasas, pues además de que se puede padecer de otras enfermedades como obesidad, hipertensión o colesterol alto, éstas están relacionadas directamente con los accidentes cerebrovasculares.

  • Uso pastillas anticonceptivas

Aunque tienen una gran fiabilidad ante la prevención de un embarazo, se estima que las píldoras anticonceptivas orales pueden llegar a producir algún coágulo sanguíneo en una arteria, por lo que hay probabilidades de desarrollar una trombosis arterial, es decir, pueden llevar a tener un infarto accidente cerebrovascular.

Finalmente, además de los anteriores hábitos que pueden provocar un infarto cerebral sin que te des cuenta, hay uno más, el cual es el fumar, ya que investigaciones han demostrado que el tabaquismo se ha convertido en el principal factor de sufrir este tipo de ataques en personas jóvenes, además de que son altamente mortales en aquellas personas que tienen el vicio del cigarro.

 

 

Con información de Terra.

 

Start typing and press Enter to search